quiste-mandibular

Los quistes maxilares son un problema relativamente  frecuente en la población. Son lesiones recubiertas de una membrana que van comiendo el hueso maxilar o mandibular poco a poco.  Son lesiones benignas, pero es necesario quitarlas para que no sigan creciendo  y por los posibles problemas de infección.

Muchas veces no dan síntomas, simplemente se encuentra de forma casual en una radiografía rutinaria en el dentista. Otras veces, dan infección, dolor, se abulta la encía, e incluso puede notarse  como sale pus por un orificio.

El tratamiento es quitarlos con cirugía. Habitualmente se realiza con anestesia local, pero cuando el tamaño es muy grande, precisa antestesia general.

El hueso se regenera tras la cirugía de forma natural en unos meses. A veces, pueden volver a salir, por lo que es necesario revisar la evolución durante varios meses.

Mayo 2013